Como detectar el por qué una PC no arranca


Es relativamente habitual la siguiente situación:

El ordenador enciende, los ventiladores giran, las unidades reciben alimentación (suenan, se encienden los led), pero… el ordenador no hace nada más y la pantalla permanece oscura (ni siquiera el led del monitor cambia a verde).

Evidentemente esto es un signo de avería y hay que detectar (o al menos intentar detectar) cual es el componente que está fallando.

Nosotros no podemos comprobar todos los componentes, ya que en la mayoría de ellos el sistema para comprobarlos es sustituirlos por otros que sepamos que si funcionan, pero lo que si que podemos hacer es una serie de comprobaciones para, al menos, descartar los más básicos.

Para ello necesitamos estar seguros de que el altavoz (speaker) del sistema está funcionando.

Existe un código de señales (pitidos) que, aunque pueden cambiar de una BIOS a otra, son más o menos los mismos. El orden del testeo es primero la gráfica y luego la memoria.

Hay más comprobaciones, pero estas son las únicas que impiden que encienda la pantalla.

Los más habituales para una BIOS Phoenix son:

1 Pitido Largo: problema de memoria
1 Pitido Largo y 2 Pitidos cortos: Error de tarjeta gráfica.
1 Pitido Largo y 3 Pitidos cortos: Error de tarjeta gráfica.

Una cosa que debemos tener muy presente es que cada vez que hagamos un cambio debemos desconectar el ordenador de la corriente eléctrica, no basta con apagarlo.

Bien, podemos proceder de la siguiente forma:

En primer lugar, desconectamos el ordenador, lo abrimos y desconectamos las unidades ópticas (CD/DVD), discos duros, disquetera y lector de tarjetas.

A continuación quitamos todas las tarjetas PCI que tenga, así como la tarjeta gráfica y la memoria.

Bien, una vez hecho esto vamos a proceder a arrancar el ordenador cambiando una serie de elementos del mismo para intentar detectar la avería.

En primer lugar arrancamos con todo lo anterior quitado. El ordenador debe dar una señal (pitido) largo y dos o tres cortos, que indica que la gráfica está desconectada.

Bien, aquí tenemos ya el primer punto. Si no nos da ningún pitido, la avería puede estar en la placa base, en la fuente de alimentación o en el procesador y seguimos el procedimiento. Si se producen los pitidos, vamos al paso 2.

Si nuestro ordenador tiene toma auxiliar de alimentación (el conector con cuatro pines, dos con cable amarillo y dos con cable negro), apagamos, desconectamos este cable y volvemos a encender.

Si al volver a encender nos da la señal (pitidos), la avería está en la fuente de alimentación, debiendo sustituirla por otra (las reparaciones de fuente de alimentación, salvo que sea una fuente muy buena, no suelen ser rentables).

Si sigue sin dar ningún pitido de aviso daremos el siguiente paso.

Desconectamos de nuevo, ponemos en su sitio el conector auxiliar de alimentación y desmontamos el disipador y el procesador.

Limpiamos tanto el procesador como el disipador de restos de pasta térmica y volvemos a montarlo, asegurándonos de que quede bien colocado y el disipador haciendo un perfecto contacto con el procesador, no olvidándonos de ponerle pasta térmica.

Volvemos a conectar y vemos los resultados de esta operación. Si se producen los pitidos de aviso, probablemente ya tengamos solucionado el problema, por lo que vamos al paso 2.

Si sigue sin dar ninguna señal, hemos terminado de hacer las comprobaciones que están en nuestras manos.

Debemos llevar el ordenador a un servicio técnico y que ellos lo comprueben, ya que tienen medios para hacerlo que normalmente están fuera de nuestro alcance.

Paso 2:

Con el ordenador desconectado, colocamos la tarjeta gráfica, conectamos el monitor y encendemos.

Si no hace ningún sonido, la tarjeta gráfica está mal y debemos cambiarla.

También es un problema de la gráfica si los pitidos son uno largo y dos o tres cortos, en cuyo caso deberíamos probar con otra tarjeta gráfica.

En las placas base con gráfica incorporada, los pitidos de señal de avería son uno largo y dos cortos.

Si la tarjeta gráfica está bien, pasará el test y nos dará el aviso de que no tiene memoria (un pitido largo, en algunas placas tres pitidos largos).

En este caso, desconectamos y colocamos las memorias.

Con la tarjeta gráfica puesta, las memorias pinchadas y el monitor conectado, encendemos de nuevo.

Solo con esto ya debemos tener señal en el monitor (aunque evidentemente se detendrá al no encontrar nada más conectado).
Si este es el caso, iremos al paso 3.

Si no tenemos señal y continúan los pitidos largos, se trata de un problema de memoria.

En el caso de que tengamos varios módulos, probaremos con uno solo, alternándolos para ver cual es el que está mal Incluso los probaremos en los diferentes bancos de memoria, para descartar también un fallo en estos.

Si nos resulta posible, probaremos con otro módulo. Si no tenemos otro módulo ni posibilidades de que nos lo dejen, no tendremos más remedio que llevar al ordenador al servicio técnico o hacernos con un módulo de memoria.

Paso 3:

Bien, ya tenemos señal en el monitor. A partir de este momento debemos ir conectando el resto de elementos siguiendo el orden que a continuación se indica, recordando que debemos desconectar cada vez que añadamos un elemento.

El mejor orden seria el siguiente:

- Disco duro.
- Lector de DVD.
- Regrabadora.
- Lector de tarjetas
- Dispositivos PCI (dejando para el último la capturadora, si es que tenemos).

Así localizaremos el que esté fallando, aunque también es posible que solo se tratara de un mal contacto, en cuyo caso ya estaría solucionado. Ya que estamos en esto, no estaría de más que aprovechásemos para limpiar el ordenador y los contactos.

De todo esto podemos ver un diagrama en este tutorial de JoSeMi, en el que se explican de forma gráfica los pasos a seguir. Se trata de un ALGORITMO para la detección de AVERÍAS basado en diagrama.

Bien, llegados a este punto vamos a aclarar una cosa. Veréis que en varios supuestos recomiendo llevar el ordenador servicio técnico. Esto se debe a que para comprobar la placa o el micro hace falta probar el micro en otra placa y la placa con otro micro. Conseguir un módulo de memoria o una tarjeta gráfica no es que diga que sea fácil, pero siempre podríamos recurrir a algún amigo o familiar, pero para conseguir una placa base o un micro la cosa es más complicada, y tampoco es cuestión de estar comprando piezas sin saber a ciencia cierta si ese es el problema o no.

Gracias por leernos!.. Que Tal Que Corras la Voz en Facebook?..

Desarrollado por Marketing Con Exito


Deja tu comentario